Las cosas de mi embarazo, sólo por el placer de compartirlas y dejar constacia de ellas.

Sin intención de educar ni dar consejos, puesto que no hay dos embarazos iguales, supongo...

jueves, 3 de febrero de 2011

El carácter viene de serie

Alberto nació 10 días despues de salir de cuentas.
Algún día contaré las vicisitudes del gran momento, que no fue precisamente un caminito de rosas... pero prefiero dejarlo para otro rato con más tiempo y tranquilidad.
El caso es que como venía demostrando desde hacia más de una semana, no tenia ninguna intención de salir de ahí dentro.

Desde que empecé a tener contracciones de forma continuada y constante el viernes día 11 de septiembre, el pequeño renacuajo se empeñó en trepar hacia arriba y empujarme las costillas con el culo.
Ya ya... puede parecer que el angelito estuviese hecho un lío y no supiese si tenía que salir por arriba o por abajo, pero estoy segura de que lo que hacía era empujar en sentido contrario para intentar por todos los medios ser sacado de allí.

No, Alberto no quería salir.
Y por si quedase alguna duda, todo quedó muy claro cuando lo trajeron a la habitación. Y ví cómo me miraba.
Ya, se supone que los recién nacidos no ven. No ven, verdad??? No ven lo que no quieren!
Porque para no ver, bien que tuvo los ojos bien abiertos y fijos en mí durante todo el día, con esta cara de rencor, de estar muy enfadao y de no querer perdonarme jamás el haber permitido que lo sacasen de donde estaba tan a gusto:





2 comentarios: