Las cosas de mi embarazo, sólo por el placer de compartirlas y dejar constacia de ellas.

Sin intención de educar ni dar consejos, puesto que no hay dos embarazos iguales, supongo...

lunes, 14 de febrero de 2011

El motivo real de por qué siendo madre es tan difícil actualizar

Supongo que lo primero que se piensa es que no nos queda tiempo ni para ponernos a escribir y que durante los pequeños momentos que la maternidad nos deja libres tenemos ochocientas mil cosas mas importantes que actualizar un blog.


Pero que eso parezca lo más obvio no quiere decir que sea del todo cierto.



A día de hoy, que ya hace 5 meses que el pequeño llegó al mundo, puedo asegurar que el motivo fundamental por el que esto de escribir es una tarea complicada no es precisamente la falta de tiempo, sino más bien la falta de riego. Amigos, se me pira la pinza.

La autora del libro “Lo que hacen las madres. Especialmente cuando parece que no hacen nada” muestra la romántica idea de que nuestro cerebro de madre está continuamente ocupado cuidando de nuestro bebé y que aunque parezca que hay ratos en los que nuestra tarea de madres nos deja un descanso, por ejemplo, cuando el pequeño está dormido, es imposible centrar la atención en otra cosa que no sea él.

Bueno, todo esto queda muy bonito y por supuesto que la ardua tarea de aprender a ser madres es lo que ocupa el mayor tiempo de nuestra nueva vida y pensamiento, pero seamos sinceros, no podemos negar la evidencia: después del embarazo se queda una más p’allá que p’acá. Mucha gente me suele decir que desde que soy madre tengo “un algo” que no sabrían como describir. Pues es “ese algo“ es precisamente eso, que estoy, digamos… dispersa, por decirlo de alguna manera….

Ya sabemos que desde mi embarazo la falta de riego en el cerebro provocaba serios contratiempos, como que se me olvidasen las cosas y me costase mantener el hilo… pues la cosa lejos de arreglarse, después de dar a luz ha ido en aumento y ahora soy incapaz de concentrarme en nada. Nada, ni leer un libro, ver una película, charlar o preparar unas croquetas, en cuestión de minutos que logro clavar la atención , sin darme cuenta ya esto a la minima pensando en otra cosa!



Y además no hago más que soltar una barbaridad de chorradas y dar veinte rodeos hasta que consigo expresar lo que realmente quiero decir, y para explicar una idea de lo más simple tengo que dar cien mil vueltas.

En fin, así es, amigos, que después de 5 meses de haber dado a luz me patina un poco el tanque, aunque quiero creer que todavía tengo remedio…




Nota: escribir esta entrada de una forma resultona me ha llevado más de una hora… y he tenido que corregirla al día siguiente. Eso sí, de la que me he puesto, en el fn de semana han salido tres entradas de golpe.
 

2 comentarios:

Blue dijo...

Joer Susana, me acabas de dejar planchada, yo que esperaba volver "mas o menos" a mi productividad en la tienda similar a la de antes del embarazo.... No se como lo voy a hacer... Espero que siempre haya excepciones.... y me toque a mi, porque si no a alguno en vez un ordenador le dare un zapato o algo asi....

Susana Guerrero dijo...

Jajaja!
yo también pensaba que tardaría poco en ser "la misma" jejeje
No te preocupes, mujer, algún zapato que otro ya les darás, pero no pasa nada ;)

Pero ante todo yo mantengo la esperanza de que todo vuelva a la normalidad tarde o temprano, eh

XDDD