Las cosas de mi embarazo, sólo por el placer de compartirlas y dejar constacia de ellas.

Sin intención de educar ni dar consejos, puesto que no hay dos embarazos iguales, supongo...

miércoles, 30 de junio de 2010

30 semanas






Sí, sí... se dice pronto... 30 semanas llevamos ya embarazados.
Y no, no parece que fue ayer. Llevo embarazada desde el año pasado. Finales del año pasado, eso sí, pero desde el año pasado al fin y al cabo. Vamos, mucho tiempo... nada más y nada menos que 7 meses!

Y ahora a todo el mundo le ha dado por verme la barriga y pensar que estoy a punto de dar a luz. No es para menos, está enorme!!!
La matrona me acaba de felicitar porque a pesar del gran tamaño del bombo, llevo el tema del peso estupendamente.

No tanto lo de la tensión, un pelín descompensada.
Eso sumado a que tengo calambres y dolores en la parte baja del vientre y en los costados, me ha supuesto tener que tirarme unos días de reposo.

Ayer comprobé que realmente el reposo es bueno! Y útil!!!
Me acosté a primera hora de la tarde porque ya no aguantaba el dolor y los calambres, tenía la tripa muy muy muy dura y el pequeño no dejaba de moverse, haciéndome aún más daño...
Pasé el resto de la tarde tumbada, sin levantarme apenas, y el cuerpo me pedía que siguiese así.
A última hora de la tarde volvía a tener la tripa blandita, los calambres casi habían desaparecido y el pequeñajo ya no estaba tan revoltoso.

Hoy me he movido lo justo y necesario. Estoy muy asustada, por supuesto.
No me haría ninguna gracia que me mandasen hacer un reposo absoluto, noooooo!!!

Pero supongo que tanto trajín, tanto trabajo, tanto tiempo de pie y tantos nervios no son lo más favorable para tener una recta final de embarazo sin contratiempos...

Lo prometo, descansaré más e intentaré estar más relajada... Lo intentaré, por lo menos...

2 comentarios:

satish19 dijo...

Animo campeona,... que la paciencia es algo que te sobra.

Un abrazo.

Susana Guerrero dijo...

Intento no perderla!!! jajaja!

Gracias!!!