Las cosas de mi embarazo, sólo por el placer de compartirlas y dejar constacia de ellas.

Sin intención de educar ni dar consejos, puesto que no hay dos embarazos iguales, supongo...

lunes, 9 de agosto de 2010

Las cosas que no y las que sí

Entre todas esas supuestas calamidades que nos cuentan como ineludibles durante un embarazo, a 8 meses y casi una semana puedo ya hacer una lista de las cosas que "se supone" que me deberían haber pasado, y que no, fíjate tú por dónde, no las he vivido, las he vivido muy poco o no sé ni lo que son:

* ¿Se te han hinchado YA los pies? Me han insistido tanto con esta pregunta que acabaron convenciéndome de que estaba condenada a acabar con las piernas como un elefante. Pero la realidad es que a estas alturas, embarazada de 8 meses y una semana en pleno Agosto en el centro de Madrid, a temperaturas que rondan los 30º... NO, no se me han hinchado los pies. Muy de vez en cuando un pooooco, pero se pasa en cuanto pongo los pies en alto.

* ¿Te han salido ya estrías? Hasta hace un par de semanas la respuesta era NO. Ahora mismo he de reconocer que las cosas han cambiado, aunque no mucho: me han salido DOS. Ya, ya lo sé, debería tener la piel del culo, el pecho y la tripa hechos un asco, peeeero, lo siento, sólo me han salido dos.

* ¿Qué tal llevas las cisititis? ... Perdón??? Desde que me quedé embarazada no sé lo que son. Y eso que hace unos pocos años batía mis propios records estando enferma cada dos por tres.

* Vómitos: he vomitado exactamente cuatro veces. Dos de ellas fueron espectaculares, eso sí, pero nada más.

* Mareos: sí, el 30 de diciembre de 2009, cuando sospeché que podría estar embarazada. Despues de aquello, nunca más.

* Naúseas: durante los primeros 3 meses, las nauseas eran tan habituales que ni molestaban, la sensación de haberme tragado una anguila y tener la cola asomando por la garganta era algo tan cotidiano que llegué a acostumbrarme. Ojo, que fuese cotidiano no significa que fuese agradable, tampoco nos pasemos...

* Estreñimiento y almorranas (con perdón): No, gracias...

* Ardor de estómago: despues de engullir media pizza familiar con queso de cabra, pesto y aceitunas, un perrito caliente con cebolla, ketchup y mostaza y un batido de vainilla.... sí, un poco.


Y esas son "las cosas que NO", pero no nos olvidemos de "las que SÍ", esas que nadie me había contado y que han proporcionado la chispa de comicidad a esto de estar preñada: de algunas ya os he hablado, pero hay novedades...

# Aturdimiento: hasta este último mes, he tenido dificultades para ver y escuchar de forma clara y nítida. Era una sensación parecida a tener resaca, pero sin dolor de cabeza: de pronto parece que todo el mundo te habla más bajito, y en cambio el ruido de ambiente es ensordecedor. Mantener una conversación a un volumen normal en un ambiente normal (por ejemplo, la calle) conlleva un esfuerzo importante.

# Olvido: "a por qué había venido?", "qué te iba a decir?" es el pan de cada día. Estos olvidos te obligan a pensar más de la cuenta y también a caminar el doble cada vez que vas a buscar algo. Aaaayyyy y la facilidad para perder el hilo de la conversación que estás manteniendo en este mismo instante, eh? Por cierto, eh... qué estaba diciendo???

# Sudoooooooor!!! En la vida había sudado tanto!!! Soy como una fuente!!! Y por el cuello (¿¿¿???... No recuerdo haber sudado por el cuello en la vida!)

# El pelo y las uñas toman sus propias decisiones: al principio del embarazo estaban hechos una pena, hacia la mitad del embarazo echaron a crecer de una manera desmesurada y con una fuerza y un lustre envidiables! Desde hace cosa de dos meses, han dejado de crecer.

# El volumen de saliva sigue en aumento y ya no es sólo aquello que os contaba de escupir sin querer a todas horas, sino que ya hablamos de otras, ejem, situaciones, ejem... como despertarme completamente babeada, sentir una tormenta en la garganta cuando quiero pronunciar el sonido /k/ o tener que interrumpir una conversación porque tanta saliva me impide expresarme con claridad.

# No soy capaz de sentarme ante un plato de comida sin empezar a comer! Atrás quedaron los tiempos en los que educadamente esperaba a que todo el mundo tuviese su plato en la mesa para empezar, si mi plato llega primero, no puedo aguantarmeeeeeeeeeee!!!


Y hasta aquí las cosas que NO y las que SÍ... pero esto no es todo amigos!
Por hoy es suficiente, pero os seguiré contando...


2 comentarios:

Vida, va y viene. dijo...

Nena, despues de leerme las anecdotas de tu embarazo (gracias de verdad por compartirlas) afirmo y firmo ahora mismo que QUIERO un embarazo como el tuyo!!!!
Ojalá, porque te aseguro que por aquí se ven embarazos muuuuuuy raros!!!
Millones de besos a los 3.

Samantha dijo...

Como siempre un placer leer tu blog querida me lo paso pipa, yo tengo el mio requeteolvidado con todos lso problemitas de ultimamente a ver si esta noche le meto un poco de cañita.

Ya no queda nada de nada!! se muy feliz , enhorabuena por el record de 2 estrias yo tengo mas y solo esoty de 4 meses asi que eres una campeona!

un besote reina.

Sam