Las cosas de mi embarazo, sólo por el placer de compartirlas y dejar constacia de ellas.

Sin intención de educar ni dar consejos, puesto que no hay dos embarazos iguales, supongo...

martes, 23 de marzo de 2010

... y los antojos

Doy fe,
que en el cuarto mes de embarazo, aún no sé lo que el estreñimiento ni la retención de líquidos!
Que la criatura ya se deja notar y se menea que no veas.

Que sólo he vomitado 3 veces y fue por comer demasiado y a horas poco recomendables.
Que las nauseas son el pan nuestro de cada día y que no han sido algo exclusivo de los tres primeros meses.

Y que tengo antojos casi cada día, desde el princiiiiiipio del embarazo. Los antojos fueron una de las cosas que me hicieron sospechar que podía estar preñada!
Como muy sabiamente vaticinó el papá de la criatura: "si normalmente ya eres caprichosa, embarazada puedes ser terrible!"

Mis antojos más habituales:
escarola
lechuga
espinacas y canónigos
ensaladas en general
jamón york
pasta
patatas
huevos
yogures
y leche

También tuvieron su momento la nata montada, la pizza, la hamburguesa y los pepinillos, pero fue algo muy puntual.
Y, muy de vez en cuando, tengo que comerme una onza de chocolate o un caramelo para no desmayarme, pero muy de vez en cuando.

Cuando el médico me recomendó no comer pescado fresco, sino comerlo todo congelado, me ví durante nueve meses sin poder probar el shushi! Nooooooo!!!
Nunca lo he preparado en casa, y, aunque lo haga, estoy convencida de que no va a saber igual...
Así que opté por comprarlo congelado.
A tener en cuenta: cuando una compra shushi congelado, no sólo viene congelado el pescado, sino también el arroz... y es un ascooooooo!

Tengo antojooooooooooooo!!!
Tengo antojo de shushi, shushi con garantía de haber sido previamente congelado, pero congelado sólo el pescado, no shushi congelado con arroz congelado, aaaaahhhhh!!!


2 comentarios:

Vida, va y viene. dijo...

Queen,me tienes enganchadisima al Blog.
Me encanta el sushi, en esos giratorios me pongo hasta arriba, hasta que me duele la barriga...y los veo pasar, y me tientan...y cojo otro mas.
El dia que me embarace voy a necesitar que me ateis...porque sin estarlo, soy de antojos a saco.
Muchos besos mami.

Susana Guerrero dijo...

Jajajaja! yo también he sido siempre muy antojica y ahora más!
Además, creo firmemente que los antojos son avisos del organismo, el cuerpo en ese momento te pide algo concreto y tiene que ser ESO, otra cosa no sirve

Muchas gracias por leer las aventurillas de la preñada! ;D