Las cosas de mi embarazo, sólo por el placer de compartirlas y dejar constacia de ellas.

Sin intención de educar ni dar consejos, puesto que no hay dos embarazos iguales, supongo...

viernes, 26 de marzo de 2010

Las "otras"

Como todo en esta vida, este embarazo se compone de cosas buenas y otras no tan buenas, esas que yo llamo las "otras", porque al fin y al cabo, en mi caso no son cosas malas, sino cosillas un pelín más incómodas o menos agradables que las demás.

Vamos a hacer un repaso de esas otras cosas que me están sucediendo, porque aunque no son las más importantes ni las más habituales, ahí están casi cada día. Para que además de sufrirlas, podamos reirnos de ellas.

Con todos ustedes, El Rey de la Noche: el gran doloooor de caderas! Apenas sucede durante el día, pero su gran momento llega cuando me acuesto en la cama. Si me tumbo boca arriba, es como si las caderas se abriesen y se quedasen "encajadas" de tal forma que cuando quiero moverme, el dolor me impide hacerlo de una forma natural. La maniobra a seguir en este caso es girar la parte de arriba del cuerpo, sujetarme fuerte con las manos en la cama (mejor en la cama que en el papá de la criatura, pobrecito mío!) y arrastrar las caderas y las piernas hasta que hayan girado. Esta maniobra se suele acompàñar de quejidos, grititos y unos cuantos juramentos... Todo un cuadro, jajaja!

Sí, soy mucho más torpe y más lenta que antes. Como si tuviese las manos de mantequilla, continuamente se me caen las cosas al suelo y además, me cuesta un horror agacharme (porque ahí está de nuevo el dolor de caderas!). Además de eso, tiendo a chocarme con las cosas y ando más despacio...
Con todo esto, si tengo una cita he de empezar a arreglarme dos horas antes y durante la cita intentar mantener las manos en los bolsillos!

Creo que estoy perdiendo sentido del humor por momentos y  eso me asusta mucho!!! Realmente cuando algo me hace gracia, me hace mucha gracia y además estoy muy contenta, peeeeeero en general, no soporto muchas de las cosas ni de las personas que antes me podían resultar cómicas... soy mucho más crítica y creo que también más antipática.
Y no digo nada de la facilidad que tengo para echarme a llorar!!! :S


y la nevera huele mal! Todos dicen que no, pero a mí me huele fataaaaaaaaal! y no sirve de nada limpiarla cada dos por tres... puaaaajjjj!

Muchos días me molestan las plantas de los pies, es como si no existiesen y pisase directamente en el suelo con el hueso. Puedo tener que cambiar de calzado hasta tres veces en el mismo día porque tengo la sensación de desgastar las plantillas...
qué cosas tan curiosas.

Por último voy a mencionar lo difícil que resulta vestirse y ponerse mona con estas nuevas dimensiones... Pues sí, es complicado, aunque poco a poco y con paciencia es posible hacerse con un nuevo y modesto ropero..

Y eso es todo, amigos!
Muchos piensan que el embarazo es un cúmulo de contrariedades y dificultades, nauseas, vómitos y dolores... En mi caso no es así. Hay algo de cada, pero no mucho de todo.
Físicamente está siendo muy llevadero. Quizá los contratiempos anímicos son más puñeteros, pero tampoco es para tanto.

Supongo que según cada persona, cada embarazo es diferente y sus "efectos secundarios" también.

Asi que estas son las "otras" cosas de mi embarazo.
¿Y las buenas? Las buenas, amigos, son todas las demás.




2 comentarios:

Noe dijo...

A pesar de todas esas cosas "malas" siento un poquin de "envidia" :)
Disfrutalo mucho y no te preocupes de esas sensaciones nuevas porque tu ya sabes que son las puñeteras hormonas dando la lata :)
Muchos besos princesa mua muaa
Noe

Susana Guerrero dijo...

Noe, que no son malas, que son las "otras", jejeje! ;D

La verdad es que toda la vida he subestimado el poder de las hormonas, madre del amor hermoso, qué capacidad para cambiarlo todo de repente!!! :S


Un besazo, hermosa!